¿Estás buscando rejuvenecer tu rostro? Entonces habrás oído hablar casi seguro de la mesoterapia facial, una técnica que se está poniendo muy de moda en estos últimos años y que sin duda va a aumentar exponencialmente su popularidad en los próximos años. Pero empecemos por el principio:

¿Qué es la mesoterapia facial?

Es una técnica donde se aplican sustancias directamente en la piel mediante el uso de agujas e inyecciones, en este caso al ser facial, en la cara. Las sustancias aplicadas suelen ser diferentes medicamentos que tienen propiedades hidratantes, vitaminas, potenciadores del colágeno y elastina, ácido hialurónico y similares.

Así, esta técnica logra una efectividad bastante mayor que otros remedios donde se aplican las sustancias encima de la piel (uso de cremas, por ejemplo). Estas, hacen una penetración muy poco profunda, apenas es superficial, mientras que la mesoterapia facial actúa en las capas más profundas.

mesoterapia facial

¿Para qué sirve?

La misión principal es la de tratar el envejecimiento de la piel, pequeñas arrugas e imperfecciones que van apareciendo a medida que nos hacemos mayores.

Se suele decir que esta técnica sirve también para revitalizar y tonificar nuestra cara, dándole una mayor luminosidad. Esto es, darle un aspecto mucho más juvenil a nuestro rostro haciendo que la piel esté más tersa e hidratada.

Suele ser aplicada a personas que comienzan a ver signos de envejecimiento muy leves, a edades de alrededor de los 35 años, aunque también es aplicable a personas mucho mayores.

Cuál es el procedimiento del tratamiento

Dependiendo del especialista al que acudas utilizará unas sustancias u otras, pero no te preocupes, todas son similares y logran los mismos efectos. Las más utilizadas suelen ser:

  • Vitaminas A, C y B5.
  • Ácido hialurónico: Es un componente natural de nuestro cuerpo que tiene la gran característica de retener muy bien el agua por lo que se suele usar para hidratar la piel.
  • Coenzimas.
  • Minerales.
  • Diferentes aminoácidos.

Aunque sean menos comunes, también se podrán utilizar otras sustancias como zinc, DMAE, partículas de ADN, argirilina, etc… Por supuesto, no se aplicará una a una cada sustancia, sino que el especialista realizará una mezcla con las que crea convenientes.

tratamiento rejuvener el rostro

El siguiente paso es determinar la zona a tratar. En muchas ocasiones se aplica a todo el rostro aunque la presencia de arrugas esté en zonas muy específicas para prevenir en el futuro el envejecimiento de toda la cara. En caso contrario, deberás especificar claramente qué partes de la cara quieres tratar.

Una vez decidida la zona facial a tratar se te aplicará (no siempre) una crema anestésica o hielo para reducir las posibles molestias durante el tratamiento. Acto seguido se realizan pequeños pero abundantes pinchazos con las sustancias descritas. Normalmente se utiliza una jeringuilla con una finísima aguja, tan fina, que prácticamente no notaremos dolor alguno. El especialista realizará los pinchazos que considere oportunos y luego pasará un algodón mojado con agua o cremas hidratantes para que la piel no se irrite.

Número de sesiones necesarias

¿Cuántas veces es necesario repetir este proceso? La respuesta no es un número exacto, ya que depende del tamaño de la zona tratada. Si estamos realizando la mesoterapia a todo el rostro, lo normal es repetir el proceso mínimo 1 vez al mes durante 4 meses.

Además, suelen recomendar repetir el proceso cada año, si queremos hacer algunas modificaciones o directamente si vemos que aparecen nuevas arrugas.

El número de sesiones y tiempo entre ellas también puede depender de las condiciones de nuestra piel: no es lo mismo una persona mayor con arrugas bastante profundas a una persona joven con arrugas muy leves.

resultados mesoterapia facial

Posibles efectos secundarios

¿La mesoterapia facial tiene efectos secundarios? Puede tenerlos ¡pero no te preocupes! Suelen ser de carácter leve.

Los más comunes son:

Granitos en la piel: Debido a las inyecciones la piel reacciona en forma de pequeños granos. No suelen tener una gran duración, a los días del tratamiento deberían desaparecer.

Hematomas: Pequeñísimos moratones. Al realizar las inyecciones puede que se produzca un leve sangrado dentro de la piel, el cual veremos desde fuera como pequeñas zonas moradas. Al igual que los granitos, a los pocos días desaparecerán.

Inflamación e irritación: Es probablemente el efecto secundario más común y también es debido a las inyecciones, así como a posibles reacciones de las sustancias introducidas. La piel estará enrojecida y muy sensible, pero desaparecerá poco a poco en un periodo máximo de dos semanas.

Resultados

¿Son eficaces los resultados? ¿Se nota mucho? La verdad es que en la red hay varios ejemplos en fotografías con los que te puedes guiar, pero nada mejor que acudir a un profesional o una clínica especializada y que te enseñen ellos mismos los resultados que consiguen.

Para que te hagas una idea de lo que puede llegar a conseguir este tratamiento te dejamos esta imagen:

mesoterapia facial antes y despues

Como se puede observar las arrugas disminuyen notablemente y la piel coge mucho más brillo y color, rejuveneciendo notablemente el rostro del paciente.

Precio

El precio puede variar mucho dependiendo de la clínica y profesional, es importante que te informes en varios sitios y compares. Por norma general, una sesión de mesoterapia facial completa (todo el rostro) debería costar entre 150€ y 180€.

 

Por último, si quieres seguir informándote, seguro que te interesan los siguientes artículos: